De comerciante a empresario

Personalmente, me rechina entrar en el universo de las definiciones. A veces una definición busca «acartonarse» tanto que pierde su sentido y deja de lado su componente práctico. Una definición debe ser operativa y más aun en el universo empresarial. Sin bien hoy proliferan las opciones educativas en este rubro, siempre hay que dejar claro que se trata de una actividad práctica. Las definiciones y conceptos son válidos y relevantes si pueden ser llevados a la realidad. Así trato de redactar un exámen cuando llegan esos períodos (a propósito, estamos llegando a uno de ellos). Las diferencias entre comerciante y empresario, más allá de lo teórico, empecé a comprenderlas el año pasado cuando tuve un ocasional cliente que parecía lo segundo pero era en realidad lo primero. Un comerciante se centra en la compra-venta, conoce al dedillo su rubro y su especialidad es el área comercial. Muchas veces me he encontrado con comerciantes que quieres ser empresarios y fracasan en el intento. Un empresario es un innovador, debe tener espíritu emprendedor, tener una visión global de la empresa y sabe que no hay recetas universales. El camino de comerciante a empresario no es sencillo, pero una de las claves consiste en no creer que todas las herramientas son válidas para todo tiempo y lugar.


Gracias por leernos! Puedes acceder a:

  • 30 minutos de asesoramiento sin costo agendando aqui
  • Y puedes conocer nuestro servicio de outsourcing comercial en B2B entrando a la web B2B Growth Latam
SHARE

balseiro

    Deja una respuesta

    No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *.

    Puedes usar estas etiquetas y atributos <abbr title="Lenguaje de marcas de hipertexto">HTML</abbr>: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    VOLVER ARRIBA