El dilema de la fidelidad

multiahorro

Desde que las líneas aéreas diseñaron los primeros programas de puntos buscando fidelizar a los clientes, son muchas las empresas que han intentado emular dicha estrategia con éxito dispar. En muchos casos, los programas no logran el objetivo principal, que es que los clientes nos prefieran. En otros, se pierde el efecto buscado, ya que la empresa ya tiene herramientas «naturales» o una posición en el mercado que ya logra la fidelidad tan deseada sin sistemas de puntos. Las empresas deben definir de antemano qué es lo que desean al diseñar el programa y buscar un comportamiento determinado de sus clientes. El caso de Multiahorro es por demás paradigmático, ya que su sistema de puntos da descuentos directos a los compradores. En otros casos, el descuento está implícito en la acumulación de compras. Multiahorro basa su sistema anclado en la estrategia general del negocio. ¿A qué va la gente a Multiahorro? Pues bien, entonces que el beneficio lo obtenga rápidamente.Accede a 30 minutos de asesoramiento sin costo agendando aqui

SHARE

balseiro

Un comentario en «El dilema de la fidelidad»

  • Hugo Brunetta
    17 febrero, 2010 a las 1:12 am

    El problema es que se confunden los programas de fidelidad, con los programas de puntos. Los puntos son la excusa para que el cliente se identifique, el resto es mucho más complejo, pero las empresas comienzan con los puntos y siguen sin aplicar el one to one.

Deja una respuesta

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <abbr title="Lenguaje de marcas de hipertexto">HTML</abbr>: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

VOLVER ARRIBA

Contactanos

Dirección: Torre de los Profesionales – Yaguarón 1407 Of. 613 Montevideo, Uruguay.

Teléfono: (+598) 2901-2615

WhatsApp: (+598) 099559994

consultoria@marketing.com.uy

Entradas recientes