La pinta es lo de menos

En estos últimos días unas cuantas personas me han consultado por temas más propios de Recursos Humanos que de Marketing. Aunque sin dudas tiene muchos componentes de este último. Las preguntas se orientaban a los criterios que toman algunas empresas para contratar personal. Basta entrar a algunos locales de ropa o a algunos Bancos para darnos cuenta que en el proceso de selección pesó en gran medida el factor estético. Suelo preguntarme sí hay alguna especie de discriminación en tal situación y siempre llego a la misma conclusión: si alguien discrimina, somos nosotros los consumidores. Más de un empresario/cliente, que maneja sus contrataciones con notorio criterio estético, me dijo que si cambiara el perfil de sus vendedoras/es, facturaría menos. También traté de encontrar soluciones, sobre todo frente a personas que me preguntaron por su situación. Pensé en el contraejemplo: ¿por qué algunas personas pueden ir con el look que se les antoje a hacer su trabajo?. Simplemente por que sus aptitudes superan cualquier tipo de conjetura sobre su apariencia. Sí logramos potenciar nuestras principales habilidades, convirtiendolas en verdaderas fortalezas y estas son reconocidas por nuestros «contratantes», las probabilidades que nos rechacen por alguna razón estética tenderán a cero.


Gracias por leernos! Puedes acceder a:

  • 30 minutos de asesoramiento sin costo agendando aqui
  • Y puedes conocer nuestro servicio de outsourcing comercial en B2B entrando a la web B2B Growth Latam
SHARE

balseiro

    Deja una respuesta

    No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *.

    Puedes usar estas etiquetas y atributos <abbr title="Lenguaje de marcas de hipertexto">HTML</abbr>: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    VOLVER ARRIBA