Los mentores de Steve Jobs

Estamos por estos días leyendo por segunda vez la biografía de Steve Jobs. A un año de su muerte siempre es necesario poder darle una segunda lectura al personaje del mundo empresarial que más ha cautivado en las últimas décadas. Más allá de su innata capacidad para ver el futuro y de sus notorias dificultades para generar empatía en su entorno cercano, Jobs no nació conociéndolo todo.Muchos suelen atribuirles tintes mágicos al haber revolucionado tantas industrias distintas.

En esta segunda lectura que estamos realizando tratamos de poner énfasis en las personas que lo rodearon e hicieron de él uno de los mayores creadores de toda la historia. La idea es compartir con uds. todo lo que Jobs no sabía del mundo de los negocios y fue aprendiendo de oportunos mentores que se cruzaron en el camino.

Cuando a fines de año 76 Jobs había decidido sacar al mercado el Apple II, se dieron cuenta que sin una buena dosis de capital sería imposible llegar a las cifras de producción que necesitaban. Fue así que empezó a movilizarse en busca del tan ansiado dinero sin el cual el techo de desarrollo de Apple era muy bajo. En ese contexto, un inversor le dice «Si quieres que te financie necesitas contar con una persona como socio que comprenda el marketing y la distribución y que pueda redactar un plan de negocios». Sin esos insumos la brillantez natural de Jobs nunca hubiera sido visible. Allí aparece el primer inversor de Apple, Mike Markulla, quien escribió él mismo el plan de negocios y finalmente decidió apostar por esta incipiente empresa tecnológica.

Otro ejemplo claro que no es «original» de Jobs es la intención de desarrollar una marca tan poderosa como lo es Apple. En los hechos, hoy la marca mejor valuada en el mundo. El citado Markulla, en su plan de negocios, incluyó un apartado que refería a «la filosofía del marketing de Apple». Allí incluyó las primeras líneas de lo que sería años después el mayor vínculo afectivo de una empresa tecnológica con su público. Allí se marcaron las principales líneas de no sólo tener el mejor producto, sino que hasta la presentación y los más mínimos detalles deberían seguir en esa misma línea. Allí se contrató a Regis McKenna, uno de los marketineros más promocionados de la época para que transformara esa idea en realidad.

Esta es sólo una síntesis con un par de ejemplos, pero abundan en su biografía situaciones donde Jobs pudo rodearse de las personas adecuadas para construir su empresa, hacerla crecer y, como el mismo lo dice, cambiar el mundo. Nos vemos en la próxima.

Autor: Pablo BalseiroAccede a 30 minutos de asesoramiento sin costo agendando aqui

SHARE

balseiro

Deja una respuesta

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <abbr title="Lenguaje de marcas de hipertexto">HTML</abbr>: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

VOLVER ARRIBA

Contactanos

Dirección: Torre de los Profesionales – Yaguarón 1407 Of. 613 Montevideo, Uruguay.

Teléfono: (+598) 2901-2615

WhatsApp: (+598) 099559994

consultoria@marketing.com.uy

Entradas recientes